TARDES DE GARAJE Y HAGA QUE PASE, LA VOZ SOCIAL DE VILLAROCK 3.0

No hace ni un mes de nuestro último bolo en Lavapiés y ya comienza otra temporada de ensayos y de shows. ¡El verano ha sido muy corto!

En este caso, os vamos a hablar sobre el concierto que dimos en Villarock 3.0, el festival de música rock del Departamento de Juventud del Ayuntamiento de Madrid. Villarock 3.0. se celebra durante fiestas en Villa de Vallecas y la gente está deseosa de buenos directos donde disfrutar de la música que siempre hemos conocido de Vallecas: contestataria, inconformista y muy cañera.

A parte de toda la gente que se ha animado a venir a Villa de Vallecas, contamos con las atentas miradas de nuestros amigos y amigas de Haga Que Pase, directamente desde Colombia. No sólo vamos a disfrutar de intercambiar experiencias, esta noche compartiremos escenario con un tema preparado específicamente para la ocasión: “Semilla“. Este tema, rapeado sobre un ¾, es la guinda a un pastel muy dulce que algunos y algunas fieles del público ya conocen.Todo este show se remonta a semanas atrás cuando establecimos contacto con Haga Que Pase y comenzamos a tramar cosas bonitas, todo orbitando en torno valores como la juventud, la multiculturalidad y la expresión artística tan característicos de Tardes de Garaje. Pasamos juntos también por La Tabacalera y CCIC La Tortuga poniendo en común experiencias educativas y de justicia social que se apoyan en las creaciones artísticas, mayormente musicales. Tardes en nuestro estudio puliendo detalles, grabando y conociéndonos: ya somos como viejas amistades. 

Durante todo este proceso exprimimos cada segundo , estamos en una cuenta atrás y queremos disfrutarlo al máximo. Al final, el resultado habla por sí mismo: El show conjunto es un cierre espectacular para estos intensos días, para Haga Que Pase en su breve estancia en Madrid y para inspirar a toda la gente luchadora del público. Y es que supieron agradecer y apreciar que un proyecto joven y multicultural como es Tardes de Garaje consiga ser flexible y se adapte a las oportunidades artísticas y humanas que van surgiendo en su camino siempre entre los márgenes de la justicia social, el amor, la empatía, la juventud, la energía y la propia vida.

Gracias vecinos y vecinas de Villa de Vallecas, el amor que nos devolvisteis nos emociona de verdad. Os queremos. Volveremos.